domingo, 4 de julio de 2010

Desilución

¿Qué peor que, luego de no salir un viernes porque al otro día juega Argentina, y un sábado porque estás en estado pre-gripal, suceda lo siguiente? Te levantás sabiendo que hay facturas del día anterior. Ponés a hacer el café en la cafetera, todo. Te preparás para que un boen desayuno comience un más aún boen día. Y cuando abrís la portezuela (?) de donde deberían estar las facturas, sólo queda una medialuna y un churro. Medialuna del día anterior: gusto agrio. Churro: ni lo probé.

Me voy a bañar, esperando que la tarta de jamón y queso mejore mi noche. Es obvio que así va a suceder: es sabido por la mayoría de seres humanos que la tarta de jamón y queso tiene poderes sobrenaturales. Un Dios sobre la Tierra. Masa, fiambres, masa. As simple as that.

4 comentarios:

  1. Lo de las medialunas viejas en mi casa es un clásico D:

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa, que como soy la ultima en levantarme y todos ya desayunaron, me dejan las facturas mas feas (membrillo en mi caso), claro ellos se comen las mejores u.u

    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. en mi casa directamente desaparecen todas.. somos cuatro personas viviendo en la casa (mi mama trabajando todo el dia, mi hermano postrado en la computadora todo el tiempo, una tia abuela de 93 años y yo), la cosa es que la tia no es ninguna santa.. y nosotros escondemos las cosas para que la podamos comer.. y las encuentra la muy turra!! D: jaja
    un beso :)

    ResponderEliminar